Micro-infarto por el salto de una pitbull – Mi vida en cámara oculta

Micro-infarto por el salto de una pitbull

Hoy toca hablar de animales (concretamente, de perros). Porque hay una pitbull que casi le provoca un infarto a un amigo cuando fue a recoger a unos clientes en su vehículo Cabify.

La joven había encargado un coche para desplazarse al aeropuerto y salir de viaje este verano. Pero cuando mi amigo llegó a su casa, todavía quedaban algunos preparativos de última hora por hacer.

Mi amigo ayudó a llevar las maletas del portal al maletero para acelerar el proceso, pero no se esperaba el “ataque” de la pitbull.

Cuando abrió el maletero y empezó a guardar el equipaje, no le dio tiempo a reaccionar. Vio de reojo un animal que saltaba con toda su energía, directo hacia él, y apenas pudo reconocer qué tipo de animal le estaba atacando.

Pero ya sabemos que los perros son adorables, y la protagonista de la historia no estaba intentando atacar a nadie. Lo que hizo fue saltar directamente por encima de mi amigo y “aterrizar” en el maletero, donde se tumbó poniendo carita de pena.

No sabemos qué cara se le quedó a la pitbull, pero seguro que era parecida a la que vemos en esta foto 😀

Después del “micro-infarto” inicial, llegaron las risas. Los dueños explicaron a mi amigo que su perrita estaba triste porque sabía que se iban y quería que la llevaran con ellos. ¡Por eso se había metido directa al maletero!

Al final, con un poco de esfuerzo, pudieron sacarla de allí para llevarla de nuevo al interior de la casa, donde los otros familiares la iban a cuidar durante las vacaciones. Aunque seguro que la pobre lo pasó mal echando de menos a sus dueños durante tantos días…

Anuncios
Cartera perdida (y encontrada) en un coche Cabify

Cartera perdida (y encontrada) en un coche Cabify

En los taxis y en los coches de Uber y Cabify pueden pasar muchas cosas. Los conductores tienen la suerte (o la desgracia) de enfrentarse a clientes y situaciones totalmente surrealistas o, cuanto menos, curiosas.

Hoy os voy a contar la historia de un chico que dio por perdida su cartera en un vehículo de Cabify… Por suerte, esas “casualidades de la vida” hicieron que todo se quedara en un susto.

El chico en cuestión, a quien llamaremos Juan (por ejemplo) salió de fiesta un viernes y estaba muy cansado para volver a casa en transporte público. Pidió un vehículo Cabify y se fue a casa en el coche medio dormido.

Pero el alcohol también había hecho efecto, así que nuestro amigo Juan se bajó enseguida del vehículo y no se dio cuenta de que había perdido la cartera hasta que no subió a casa.

Juan pensó que se la había dejado en el bar, así que pidió rápidamente otro Cabify para volver al local y buscarla cuanto antes.

¡Sorpresa! El conductor que lo recogió era el mismo de antes porque no se había alejado de la zona. ¡Casualidades de la vida!

Juan se subió rápidamente al coche, se sentó de nuevo en el asiento de atrás… ¡y encontró la cartera!

Cartera perdida (y encontrada) en un coche Cabify

Al parecer no la había olvidado en el bar: se le había escurrido del bolsillo en el trayecto a casa.

Una historia con final feliz y con risas para el conductor (que me contó la historia) y para el pasajero 😀