El pobre gato obeso

Para el post de hoy, pocas líneas y una imagen 😉

El otro día, una amiga escribió en Facebook una anécdota de su gato que tiene dificultades para moverse porque está gordo, y yo le contesté con pena “pobesito”, queriendo usar un diminutivo cariñoso como “pobrecito”. Os prometo que no tenía ninguna intención de crear juego de palabras con “obeso”, pero mi amiga lo interpretó así… Y tuvimos cachondeo durante días.

Gato obeso

Imagen: captura de pantalla

En fin… ¿a que el gato es precioso?

Anuncios

Comenta :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s