La maldición del aeropuerto

Aeropuerto

Imagen de Elemaki

He estado una semana de vacaciones en Barcelona con una amiga, pero como es normal en mí, las cosas ya se torcieron desde el principio y llegué agotada a mi destino turístico desde el primer día.

Las diferencias de precios entre avión y tren eran muy importantes así que decidimos ir en avión.

Imprimimos las tarjetas de embarque como copia de seguridad, pero las llevábamos en el teléfono móvil porque pasas el control por una “vía rápida” y, en general, todo es bastante más cómodo.

Lo que no podíamos ni imaginar era que la persona que nos atendió en el mostrador para dejar las maletas nos mandaría a una puerta de embarque equivocada. Nosotras, previsoras, decidimos no hacerle caso y dirigirnos a la que estaba asignada en la tarjeta de embarque.

Efectivamente: nosotras teníamos razón. Pero, por desgracia, es una zona de embarque totalmente apartada del resto, y para acceder a ella hay que pasar al satélite de la T4 y atravesar DOS VECES los controles de seguridad y los de documentación. Una auténtica odisea que nos dejó muertas de cansancio y hartas de todo.

Y lo peor de todo fue que en el segundo control de seguridad no admitían las tarjetas de embarque del móvil porque no tenían lector para ello. Menos mal que llevábamos las copias impresas…

Anuncios

Comenta :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s