Una cena con el Espíritu Santo

No es que vaya a hablaros de temas religiosos, pero no podía evitar utilizar ese título para el post. En parte no estoy mintiendo con lo del Espíritu Santo, así que estad atentos, porque he cenado con @espiritusanto.

Tener un apellido así de interesante da mucho uego, y el susodicho conocido me dio su permiso para escribir en el blog sobre algunas de las anécdotas que le han ocurrido por ello.

En mi opinión, la más divertida se refiere a la oportunidad que tuvo de tomar copas gratis en un local de Madrid. Así fueron las cosas:

El del nombre omnipotente estaba tomando algo con unos compañeros en un bar de la calle Espíritu Santo en Madrid (sí, sí, la calle existe). Entonces uno de sus acompañantes preguntó a la camarera:

-Si el Espíritu Santo está aquí, ¿las copas son gratis?

-¡Por supuesto!

Os podéis imaginar lo que siguió: la camarera tuvo que comprobar que, efectivamente, en el DNI de esta persona aparecía el apellido “Espiritusanto”.

¡Y todos tuvieron copas gratis! Hay que ver lo que puede hacer tener un apellido tan curioso…

Anuncios

Comenta :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s