“Popurrí” lingüístico (again!)

Estación de Lieja

Imagen de tomwieden.

Sé que no es la primera vez que os hablo de situaciones en las que me he visto obligada a manejarme en dos o tres idiomas a la vez (¡y no más porque todavíano hablo más idiomas!)

La situación más extraña que he afrontado en este sentido fue, sin duda, mi excursión a Lieja (Bélgica) en mis últimas vacaciones.

Los compañeros del piso en el que estaba alojada no podían acompañarme en ese pequeño viaje, pero decidí lanzarme una vez más a la aventura por mi cuenta y así descubrir otra ciudad.

Supongo que mi falta de timidez me ayuda en gran medida a “sobrevivir” y a enfrentarme a nuevos planes con tanta ilusión que, al final, nunca estoy sola en lo que hago.

Nada más llegar a la estación de tren de Lieja, me fijé en dos chicas y un chico que parecían de mi edad y que tenían “cierto aspecto” de turistas: ya sabéis, esas pintas características que tenemos con una mochilita y una cámara de fotos

No podría haberme alegrado más de acercarme a ellos y presentarme. Pasé un día fantástico en compañía de:

-Un chico de Mauricio, estudiante de Medicina en Lieja.

-Una chica de la India, que trabaja en el sur de Bélgica.

-Una chica argelina, que prepara el MIR en Bruselas.

Compramos unos abonos de autobús y tuvimos muchísima suerte durante casi todo el día, aunque es cierto que tuvimos que correr de un lado a otro para no perder los autobuses.

Durante las horas en las que estuvimos juntos, mis neuronas trabajaron a máxima potencia porque la chica de India no hablaba francés y la chica argelina se confundía mucho con el inglés.

Fue maravilloso compartir ese día con ellos: cuatro personas, de cuatro países, tres continentes y tres religiones, hablando dos idiomas, haciendo turismo en una ciudad de un país “extranjero” para todos.

Lo más interesante (o agotador) de esa mezcla de culturas es que visitamos la catedral de Lieja y tuve que explicar muchas cosas sobre el cristianismo (¡incluidas inscripciones EN LATÍN!) Creo que lo del latín ya fue demasiado para mi pobre cabeza. Además, yo ni siquiera lo he estudiado como tal; solo tengo una base de Cultura Clásica de 4.º de ESO.

Por cierto, otra curiosidad: la estación de tren de Lieja (en la imagen) es “hija” del arquitecto español Santiago Calatrava.

Anuncios

Comenta :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s