Me siento vigilada…

El otro día, pasé un poco de miedo, por una situación que, aparte de eso, me hizo reír (o sea, no hay mal que por bien no venga).

Por unos instantes, aquello de tener “mi vida en cámara oculta”, se hizo realidad literalmente, así que os podréis imaginar lo extraño que fue para mí.

Una vez más, os pongo en contexto para que entendáis cómo me sentí. Hace unos meses que he empezado a quedar con bastante frecuencia con un amigo de la facultad, y eso tiene como consecuencia que tooooodooo el mundo piense que somos pareja. De hecho, ya nos lo tomamos a cachondeo porque cuando intentamos dar explicaciones, no llegamos muy lejos.

Tan lejos ha llegado la supuesta “broma”, que el otro día una compañera de clase nos dijo: “en realidad estáis hechos el uno para el otro, sois la pareja perfecta pero aún no habéis descubierto que estáis enamorados”. Cara de póker por nuestra parte, de nuevo sentido del humor y más cachondeo para pasar del tema.

¿Qué pasó al final? Nos inventamos la historia de que nuestros padres nunca lo aprobarían y que están hartos de que quedemos para salir cada dos por tres.

El otro día estábamos hablando un rato por Internet y, poco después de despedirnos y cerrar el programa, una mujer llamó a casa de mi amigo PREGUNTANDO POR UNA CHICA QUE SE LLAMA IGUAL QUE YO.

Mi amigo se quedó alucinando, y yo me quedé a cuadros cuando me lo contó, unas horas después. ¿Hasta dónde va a llegar la broma? ¿Hasta qué punto nos están espiando con cámaras ocultas?

Anuncios

Comenta :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s