Arroz bueno, bonito y barato

Arroz

Imagen de Republica

Viajes, viajes y viajes. Los que se hacen con amigos suelen caracterizarse por días de comidas baratas y mal organizadas (aunque, por supuesto, siempre hay excepciones).

Una amiga mía ha pasado una semana en Londres este verano, y el grupo de chicas con el que fue comió hamburguesas de McDonald’s una vez al día.

Mi amiga, harta ya de tanta comida basura, y partidaria además de cenas ligeras y más sanas, decidió ir una noche a un restaurante indio que tenía buena pinta.

Al echar un vistazo a la carta, se dio cuenta de que había platos de arroz por una o dos libras. Como le pareció una auténtica ganga, pidió una de esas raciones y un vaso de agua.

El camarero la miró con una cara de extrañeza y enfado impresionantes, y preguntó varias veces: “¿Solo vas a tomar eso?”

Mi amiga ya empezaba a extrañarse, pero insistió varias veces en que solo iba a cenar lo que había pedido.

En cuanto llegó el plato a su mesa, se dio cuenta de las razones que tenía el camarero para extrañarse: ella se había quedado tan fascinada con la idea del arroz “bueno, bonito y barato”, que ni había visto en la carta que ese plato era, en realidad… ¡una guarnición de arroz! Pues eso: le llegó un plato chiquitito y, como no quería cenar mucho, no pidió nada más.

La cena le salió baratísima, ya que solo pagó una guarnición de arroz y un gratuito vaso de agua. El camarero debió de echarle todas las maldiciones posibles en cuanto salió del restaurante, ¿no os parece?

Gracias a P. por su historia.

Anuncios

Comenta :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s