¡Quiero dormir!

Dormir

‘Sleepy students’, por Love Krittaya

La historia de hoy es muy adecuada para decir eso de “¡ley de Murphy!”

Resulta que, como bien dicen en Gaceta Joven, soy una estudiante hiperactiva que no puede quedarse quieta ni un segundo. Desde que terminé las clases y hasta principios de julio, estuve trabajando.

El mes de julio lo pasé en Francia estudiando francés (y los fines de semana, como supondréis, he estado de excursión en varias ciudades de ese país).

Y en agosto y septiembre, me he quedado en mi ciudad, también trabajando y aprovechando al máximo los fines de semana (trabajando o yendo a museos y a la piscina).

Por tanto, me encontré con que, en todo el verano, no había habido ni un solo día en que me hubiera levantado sin despertador (lo cual, para ser sinceros, es deprimente).

Ahora me voy de vacaciones unos días (pero sigo actualizando el blog), y el Camino de Santiago no está hecho precisamente para dormir.

Solo me quedaban dos días para dormir sin despertador en todo el verano. El primer día de los afortunados fue maravilloso; dormí casi hasta que me dolió la espalda de estar tumbada. Y qué placer pensar en repetir el plan al día siguiente…

Pues no. Ley de Murphy. Mi madre me dijo: “Acuéstate pronto, que mañana por la mañana viene el carpintero a arreglar el armario de tu habitación”.

Yo me quería echar a llorar, pero entonces decidí que era mejor contároslo para que os pudierais reír de mí (o conmigo).

Anuncios

Comenta :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s