“Fiefffta” nacional (I)

'Fuegos artificiales San Miguel 2010 Valsequillo Gran Canaria' por El Coleccionista de Instantes

‘Fuegos artificiales San Miguel 2010 Valsequillo Gran Canaria’ por El Coleccionista de Instantes

Vuestra Cámara Oculta os escribe estos días desde una pequeña ciudad de Francia, donde me encuentro estudiando el idioma y haciendo vida cotidiana con una familia francesa.

Viajar a este país en julio supone estar en su territorio el día de la fiesta nacional: el 14 de julio, día en que conmemoran la “Toma de la Bastilla”.

En la ciudad en la que estoy yo, las grandes celebraciones son el día 13 de julio por la noche. Primero, pequeña representación de la “Toma de la Bastilla”; después, desfile del ejército (aunque muy muy pequeñito en comparación con el gran despliegue de tropas de París) y un pequeño concierto.

El plan podría parecer entretenido, pero si tenemos en cuenta que ese día todas las leyes de Murphy se pusieron en mi contra, no puedo decir que fuera una bonita fiesta. En primer lugar, la familia con la que me alojo preparó la cena tardísimo. No solo perdí el autobús que tenía previsto coger, sino que además se me escapó, delante de mis narices, el último del servicio regular. Tuve que esperar 45 minutos en la parada hasta que llegó el primer autobús nocturno.

Para colmo, con motivo de las actividades previstas, el autobús no hizo su recorrido normal. La calle estaba cortada a solo escasos metros antes de llegar a la parada habitual. El conductor no nos dejó bajar justo ahí, por lo que nos tocó sufrir un rodeo tremendo.

Obviamente, cuando llegué a la plaza central (andando, por supuesto), ya habían acabado todas las actividades. Lo único que pude hacer para celebrar la víspera de la fiesta nacional fue ver, desde el centro de la ciudad, los fuegos artificiales que lanzaron en uno de los barrios de las afueras.

No estuvo mal, pero, aparte de que los fuegos artificiales se veían muy a lo lejos, el viento estaba también aliado con el Sr. Murphy y la propia pólvora tapaba a menudo la luz.

Acabé un poco harta del 13 de julio. Y era solo la víspera del “grandioso” día 14, del que os hablaré en el próximo post. La “serie de catastróficas desdichas” no termina aquí.

Anuncios

Comenta :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s